¿Cómo tener una boca sana?

como tener una buena higiene bucal

Una boca sana es sinónimo de salud y felicidad.

Te permite sonreír sabiendo que tus dientes están limpios, acercarte a otras personas sin miedo a que te traicione el mal aliento, o ahorrarte mucho dinero en la consulta del dentista para solucionar problemas de caries, periodontitis o gingivitis.

Pero… ¿Cuáles son las claves para tener una boca sana?, ¿Qué hábitos son indispensables para mantener tus dientes y encías fuertes y saludables? Acompáñanos para descubrir todas las respuestas.

Higiene bucodental. La clave número 1 para tener una boca sana

No basta con cepillarse los dientes un par de veces al día con prisa y sin cuidado para tener una boca sana.

Es imprescindible hacerlo de manera correcta repasando todas las zonas de la boca que están expuestas de manera continua al contacto con gérmenes y bacterias.

Los alimentos que comes, las bebidas, los hábitos poco saludables, o incluso el aire contaminado que respiras son enemigos habituales de la salud bucodental. Veamos qué puedes hacer para adquirir unos buenos hábitos de higiene para tu boca.

La importancia del cepillado eléctrico

Los cepillos eléctricos son mucho más eficientes que los manuales a la hora de combatir la placa bacteriana. Además, cuentan con funciones que te ayudan a cepillarte de manera correcta.

Los temporizadores te recuerdan con avisos sonoros que debes cambiar de cuadrante cada 30 segundos para completar los dos minutos recomendados por los odontólogos.

Los sensores de presión protegen las encías avisando de que quizá te estés cepillando demasiado fuerte, y la velocidad y los movimientos de los cabezales eléctricos eliminan con mayor eficacia los restos de comida de los zonas menos accesibles.

Complementos para la higiene

Irrigadores antes o después del cepillado, hilo dental o enjuagues bucales, son algunos de los complementos que refuerzan los efectos del cepillado.

Una consulta al dentista bastará para saber qué complementos necesitas y qué productos son los más adecuados para ti.

La lengua, la gran olvidada

La lengua es uno de los órganos con más capacidad para acoger las bacterias y gérmenes que respiramos. Estos patógenos son los principales responsables de los problemas de halitosis.

Para combatirlos existen raspadores linguales. En combinación con el cepillado y los colutorios, los raspadores linguales te ayudarán a deshacerte de ese molesto mal aliento.

Alimentación y hábitos de vida saludables

Quédate con estos dos conceptos: ácidos y azúcares. Son los mayores enemigos de la salud dental. Trata de reducir al mínimo el consumo de dulces, alimentos procesados y bebidas azucaradas.

Reduce el consumo de alimentos azucarados

El azúcar es el alimento favorito de las bacterias que se acumulan entre los dientes y las encías. Este nutriente les permite reproducirse y crecer, dando lugar a la aparición de caries y al deterioro progresivo de la dentadura.

Los ácidos dañan los dientes

Los ácidos desmineralizan y erosionan el esmalte dental. Esto hace que los dientes y las encías se debiliten, que opongan menos resistencia a la colonización de las bacterias y que se vuelvan más sensibles.

Aunque los cítricos son muy beneficiosos para la salud por su alto contenido en vitaminas, su consumo excesivo es perjudicial para mantener una boca sana. Esto se debe a su alto contenido ácido.

Ocurre lo mismo con los famosos refrescos gaseosos, que además de su porcentaje de acidez son causantes de esos incómodos reflujos que tanto dañan al esófago.

Alimentos que manchan los dientes

Por último, no debes olvidarte de algunas bebidas que pueden ser las responsables de esas antiestéticas manchas que aparecen en los dientes.

Evita o reduce el consumo de cafés, tés, o vino en cualquiera de sus variedades, ya que contienen sustancias que provocan la decoloración del esmalte.

Hábitos saludables

El consumo de tabaco y de alcohol son muy perjudiciales para los dientes. Basta con mencionar que todas las sustancias y efectos negativos que hemos mencionado en este apartado están contenidas en estos dos elementos.

Mantén tu boca hidratada bebiendo mucha agua, realiza ejercicio con frecuencia para favorecer la eliminación de toxinas y estarás en el camino adecuado para mantener tu boca sana.

Revisiones periódicas en el dentista

Hasta ahora hemos hablado de las medidas preventivas que pueden ayudarte a tener una boca sana.

Pero en muchas ocasiones resultan insuficientes, por lo que es necesario acudir con frecuencia a la consulta del dentista para revisar, diagnosticar y tratar cualquier patología que pueda afectar a la salud bucodental. Puedes ver los mejores tratamientos dentales que existen.

Las limpiezas dentales profesionales son el método más efectivo para eliminar la placa bacteriana acumulada entre los dientes y las encías. Las revisiones pueden detectar anomalías a tiempo para ser corregidas.

Además, en el dentista puedes mejorar la estética de tu boca sometiéndote a tratamientos blanqueadores o corrigiendo la alineación de los dientes a través de la implementación de aparatos de ortodoncia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Andres Romero Ramirez
Andres Romero Ramirez
Odontólogo especialista en Estética Dental y Rehabilitación Oral. Ha desarrollado habilidades en implantes dentales y tecnología CAD-CAM. COEM: 28015697

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *