Por qué es importante la salud dental

importancia de una buena salud bucal

¿Sabías que, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), 9 de cada 10 personas en el mundo está en riesgo de padecer alguna enfermedad bucodental?

Las implicaciones de una salud dental deficiente van mucho más allá de los problemas derivados de las caries o las enfermedades de las encías.

La boca es la puerta de entrada de virus, patógenos y bacterias que pueden transmitirse a los órganos vitales de nuestro organismo y derivar en patologías mucho más graves.

Consecuencias de una salud dental deficiente

La falta de higiene, de revisiones periódicas, el consumo excesivo de azúcares en la alimentación, o hábitos perjudiciales como el consumo de tabaco y alcohol son los mayores enemigos de la salud dental.

Los problemas de higiene bucodental afectan a todos los aspectos de nuestra vida y repercuten de manera negativa en nuestro estado general de salud.

Aspectos psicológicos

Problemas como el mal aliento o halitosis, manchas en los dientes o pérdidas de piezas por una mala higiene dental pueden afectar a la conducta, a la autoestima y a la forma en la que nos relacionamos con las demás personas.

Enfermedades bucodentales específicas

La acumulación de sarro y caries debilitan la fortaleza de los dientes y pueden provocar la pérdida de piezas a una edad demasiado temprana.

Las encías también sufren, debilitándose y facilitando la aparición del sangrado y la periodontitis.

Mucho más grave todavía es el problema del cáncer de boca, alimentado en gran medida por el consumo de alcohol y tabaco.

Implicaciones en otras patologías

Los estudios médicos demuestran que existe una relación entre la salud dental y la propensión a padecer enfermedades crónicas como la diabetes o trastornos relacionados con el sistema cardiovascular.

La importancia de una buena salud oral. Beneficios

Como has podido comprobar, la higiene dental es un factor determinante en el cuidado de la salud.

Gracias al cuidado de la higiene oral evitamos la aparición de enfermedades en los dientes y encías y prevenimos la aparición de otras patologías derivadas más graves.

Cuando los dientes están fuertes y sanos es mucho más sencillo masticar y procesar los alimentos, lo que favorece su digestión y colabora en el cuidado general del aparato digestivo.

Tener los dientes limpios nos ayuda a sonreír sin tapujos, un acto que está directamente relacionado con la felicidad y el estado de ánimo.

Sonriendo aumentamos nuestra autoestima, reducimos los niveles de estrés y mejoramos la calidad de nuestras relaciones sociales y personales.

Consejos para mantener una salud dental correcta

Ahora que ya conoces la importancia de una buena salud dental es el momento de adquirir los hábitos necesarios para mantenerla en las mejores condiciones. Los siguientes consejos te ayudarán a conservar tus dientes y encías sanas y fuertes durante muchos años:

  • Cepillarse los dientes después de cada comida y antes de acostarse respetando los dos minutos recomendados por los dentistas.
  • Realizar revisiones periódicas y acudir a la clínica dental para someterse a limpiezas de boca profundas
  • Adquirir unos hábitos alimenticios saludables evitando el consumo de azúcares y alimentos procesados
  • Evitar el consumo de sustancias perjudiciales como el alcohol o el tabaco

Más info:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Gaby de Sousa Correia
Gaby de Sousa Correia
Odontóloga especialista en Operatoria Dental, Estética y Materiales Dentales. Su pasión son los diseños de sonrisa personalizados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *